Casa de verano

Sargentes de la Lora, Burgos
Sup. 200 m2

Generalmente en proyectos como el presente, una vivienda vacacional en un casco urbano, se acaban echando de menos espacios de relación con el exterior dotados de la suficiente intimidad. Es por ello que planteamos dos espacios, dos maneras de asomarnos, de ver y no ser vistos.

El primero, en la planta baja, se formaliza en un patio en el ala norte de la vivienda, sirviendo a una de las habitaciones. El segundo, en la planta primera, se formaliza en una galería (abierta o cerrada) que abarca el ancho de crujía del salón y consigue dotar al mismo de la suficiente intimidad.

Este planteamiento organiza el programa de necesidades de la siguiente manera. En la planta baja se encuentran el garaje en la pieza noreste, dos dormitorios y un cuarto de baño. En la planta primera se sitúan el salón-comedor, cocina, baño y un dormitorio.

El alzado sur se recompondría mediante el nuevo escuadrado de huecos y el posterior pintado, uniformando el conjunto pero sin perder las cicatrices del lienzo.

En definitiva, realizar un proyecto que intenta mantener los valores del edificio original pero sin renunciar a la manera de habitar de una vivienda de recreo.