Casa Domínguez

Arquitectos: JOSÉ MARÍA GASTALDO + ENRIQUE JEREZ

Simancas, Valladolid
2008-10
Cliente privado
Sup. 772 m2
Colaboradores: Hugo Ricardo Mónica, arquitecto (Portugal)
Aparejador: Ángel García
Contratista: Volconsa
Metalistería: Jofebar
Fotografía: Pedro Pegenaute

La vivienda cuenta con una única planta sobre rasante, elevada 90cm sobre la cota del solar. La casa actúa de filtro entre el ámbito público de la calle y el sector sur-sureste de la parcela, reservado para áreas de jardín y piscina, de usos más privados.

El acceso peatonal se produce desde el frente de la alineación exterior, por la calle Abedul, a través de una terraza de ingreso generada por una de las “incisiones” que caracterizan la geometría y volumetría exterior. La edificación es exenta y su geometría en planta rectangular.

Se incorpora un segundo nivel desarrollado bajo rasante, gracias a una serie de jardines y zonas exteriores deprimidas respecto de la rasante del solar. Con ellos se consigue que prácticamente el 50% del perímetro de los locales habitables a nivel de semisótano se ubique coincidente con la línea de encuentro entre fachada de la edificación y terreno, aprovechando esta circunstancia para incorporar en estos planos amplias superficies acristaladas con zonas practicables y protegidas que comuniquen el interior directamente con el espacio exterior de la parcela. Las posiciones y emplazamiento de las zonas bajas de la parcela exterior sirven para distinguir dos sectores diferenciados bajo rasante: uno principal orientado al sureste y fondo de la parcela, y otro en el sector norte-noroeste, comunicado con el anterior y con el exterior a través de un gran patio central que deprime su cota para alcanzar los espacios de la vivienda que se desarrollan a este nivel.

La geometría general y estructuración formal de la vivienda están caracterizadas por la existencia de un patio central, abierto y exterior, que actúa como gran vacío generador de la vida interna del edificio y tiene su suelo bajo la rasante intermedia del terreno, pero está vinculado por su lateral suroeste a las zonas perimetrales exteriores de la edificación. Por el lateral noreste se incorpora una pista de uso deportivo exterior, que es parte integrante del conjunto proyectado y a su vez un componente arquitectónico fundamental de los valores geométricos y formales que el proyecto intenta transmitir.