Casa BH

Ubierna, Burgos
2010-11
Cliente privado
Sup. 257 m2
Arq. Téc.: Leticia Delgado

La casa se sitúa en una parcela prácticamente plana, con una superficie aproximada de 1.000m2 y forma rectangular (37,25x27m).

Nuestra casa se extiende por la parcela con libertad para aprovechar al máximo la luz, las vistas y los distintos ámbitos creados en la misma.

La vivienda propuesta, con forma de “L” abierta al sur, se desarrolla en una planta. Se ha pretendido que, en lugar de crear una vivienda compacta sin relación con el lugar, la casa se despliegue por la parcela generando sus propios ámbitos interiores y exteriores, con diferentes niveles de privacidad, en función de los usos a los que sirven. Todas las estancias interiores vuelcan a un ámbito exterior más o menos privado, que proporciona luz, ventilación y vistas.

A partir de esta idea la vivienda se divide en 2 zonas, una de día y otra de noche. El acceso se producirá por el punto de encuentro entre ambas, bien en coche o a pie. Este punto de acceso genera el primer patio de la vivienda, en el que habrá un árbol que proporcionará una sombra agradable en los meses de verano.

La zona de día contiene la sala de estar, la cocina, el comedor, la despensa y la zona de lavado y planchado. La zona de noche contiene los dormitorios y los cuartos de baño, si bien el cuarto de baño común se sitúa junto al acceso a la vivienda.

La sala de estar es el ámbito principal de la casa. Como tal, se abre al espacio principal del jardín, el de mayores dimensiones. Es un espacio “público” dentro de la privacidad de la vivienda, pues su actividad se puede ver desde todos los lugares de la casa. Tiene cubierta inclinada con estructura de madera vista que permite abrirse, mediante un lucernario superior, a una luz tamizada, la más adecuada para este tipo de iluminación cenital.
La cocina y la zona de comedor, así como el cuarto de lavado y planchado, se abren a un segundo “patio”, que más bien es una porción de jardín no visible desde el resto de estancias de la casa. Esto permite cocinar o comer con unas agradables vistas del jardín.

Los dormitorios también se adueñan de sus propias zonas del jardín, más o menos privadas desde el espacio central.
Los 2 cuartos de baño, por su parte, se abren a sendos patios que podrían ajardinarse al modo de los típicos jardines japoneses, con grava blanca o negra, rocas, algún árbol de pequeño porte, etc.

Es plenamente compatible el uso de estos espacios, cualquier hora del día, con la necesaria intimidad tanto desde la calle como desde otros espacios comunes de la vivienda. Esto también hace compatible un uso normal de la vivienda a pesar de que se reciban visitas más o menos numerosas.

Constructivamente, la casa se revestirá con ladrillo macizo, de tipo toledano.