Ordenación PSIS Salesianos

Concurso / Propuesta Finalista

Pamplona, Navarra
2013-14
Cliente: Navarra de Suelo y Vivienda SA (NASUVINSA)
Sup.: 58.842 m2
Arquitectos: GJ + PEREDAPEREZ ARQUITECTOS
Colaboradores: Jokin Lecumberri

La propuesta persigue un punto de encuentro entre la ciudad que siempre ha sido, la edificabilidad exigida, las nuevas necesidades de espacio público y espacio dotacional, evitando una solución ensimismada y ajena a la propia ciudad.

El proyecto pretende dar continuidad a lo que ahí sucede, a su geometría, a su orden, a su traza, entendiendo que la ciudad ya está hecha y por tanto no se trata de hacer un urbanismo "nuevo" ni tampoco distorsionar las geometrías de Pamplona: la propuesta busca reconocer la eficacia de la trama del Ensanche. De esta manera, no se quieren generar conflictos urbanísticos nuevos con "leyes" impuestas a la pauta ordenadora del Ensanche o simplemente no modificar de forma pretenciosa la identidad de la ciudad.

La geometría de la actuación busca "ordenar" sin "distorsionar", pero sin perder identidad en el entorno "muy diverso" en cuanto a tipologías edificatorias.

Las nuevas edificaciones se relacionan con el resto de edificios que lo rodean "de igual a igual" siguiendo las leyes físicas con las que se convive en el Ensanche de Pamplona. Estas nuevas trazas se hacen eco de aquellas del plano histórico de Serapio Esparza.

La disposición de manzanas asimétricas en altura (B+4+A y B+6+A) se equiparan en alturas y longitudes a las de las manzanas próximas. En la calle Media Luna la propuesta prolonga el encuentro de convivencia que se produce a lo largo de todo su trazado entre manzanas y viviendas unifamiliares protegidas por zonas arboladas.