Centro Polivalente Salazar

Concurso
Iciz, Navarra
Cliente: NASURSA
Sup.: 875 m2
Pres.: 450.000€

Siempre es bueno plantear cualquier proyecto de Arquitectura desde principios como la sensatez, la economía de medios y la previsión de futuro. Pero quizá sea más importante en momentos como éstos, cuando la optimización de los recursos es fundamental, en todos los sentidos.

Dichos principios, por otro lado, no están en absoluto en contradicción con la calidad arquitectónica o con la funcionalidad de la Arquitectura, sino todo lo contrario. Un buen proyecto es capaz de sintetizar la calidad en el diseño con la calidad estructural, constructiva, funcional, contextual, energética, económica, etc.

El Centro Polivalente del Valle de Salazar se plantea en estos términos:

-Como referente territorial y dinamizador de la zona, debe tener en cierto modo un cierto carácter simbólico o icónico, destacando respecto al resto de edificaciones que lo rodean, en el Polígono Industrial de Iciz (Gallués), donde se ubica.

-Como edificación con un presupuesto máximo ajustado (450.000€ de PEM), el edificio tiene que ser formalmente sencillo, flexible, modulado en lo estructural y constructivo, austero en el uso de los materiales, con bajos costes de mantenimiento, ajustado en cuanto a su superficie construida, contenido en sus espacios de circulación y con capacidad para crecer en un futuro, hecho éste último que ocurrirá con total seguridad. Por tanto, el edificio se planteará teniendo en cuenta una formalización futura que ocupe la totalidad de la parcela, con un máximo aprovechamiento de la misma, sin por ello condicionar el buen funcionamiento del Centro Polivalente.